10 mentiras sexuales que hablan las mujeres

relaciones
10 mentiras sexuales que hablan las mujeres

De una manera informal infórmate cuales son esas mentiras que suelen decirse las mujeres entre ellas para tratar de sorprenderse mutuamente.

De una manera informal infórmate cuales son esas mentiras que suelen decirse las mujeres entre ellas para tratar de sorprenderse mutuamente.

A ellos les gustaría saber de qué hablamos las mujeres cuando hablamos de sexo, pero también, lo que por pudor no decimos o el tema en el que exageramos.

1. Amiga, te revelo mi mejor consejo sexual: cuando hablamos entre mujeres sobre sexo, a veces ocurre que nos damos consejos para tener un mejor desempeño en la cama. Pero siempre habrá ese secreto, eso tan especial que hace enloquecer a nuestra pareja, que jamás revelaremos a una amiga. Es como un gran tesoro escondido que no compartiremos con nadie. Iremos a la tumba con él.

2. Las mujeres decentes no hacen eso: sí, la sola frase da risa. Sobre todo, cuando todas sabemos que de decente, poco tenemos en la cama. TODAS. Y si queremos buen sexo, es lo que menos querríamos tener: decencia, de nuestra parte y de la de él. Así que cuando la próxima vez una de tus amigas se quiera sentir la santa, cree todo lo contrario. ¡Yo lo único que quiero en el sexo es que me pierdan el respeto!

3. ¡El me enloquece en la cama!: esto ocurre generalmente cuando ellas están estrenando una relación amorosa. La segunda pregunta de las amigas, luego de saber qué tal la trata él y demás, es quererse inmiscuir en su vida sexual. Ellas, dirán por supuesto, que se trata de la mayor relación sexual que hayan tenido jamás. 
Él es un tigre en la cama, insaciable, las sabe de todas, una máquina. Puede ser que no esté tan lejano de la realidad, pero mejor reservarse el derecho de dar detalles sexuales, a menos, claro, que tengas un blog sobre sexualidad...

4. Silencio ante un problema específico: el silencio es otra forma de mentira cuando las amigas ven "diferente" a otra de su clan. Esto es muy común en mujeres que tienen como pareja a un hombre que padece disfunción eréctil.

Se trata de un tema complicado, que a muchas les cuesta enfrentar, aceptar y, por supuesto, compartir. Por ejemplo, ante una pregunta sobre si todo está bien al interior de la pareja, la respuesta será que no pasa nada o un silencio total. No se trata de compartir cosas tan personales, pero a veces el apoyo femenino en estos casos ayuda.

5. Fantasear con otras mujeres: es una fantasía recurrente en todas las mujeres y nosotras mismas lo sabemos. Entre amigas o quizá en sueños con desconocidas ha ocurrido, pero ello no quiere decir que de pronto un día, seamos lesbianas.

Cosa que nada de malo tiene, sino que las fantasías sólo eso son, fantasías, un sueño. Pero JAMÁS, JAMÁS entre mujeres las contaremos, por más recurrentes que sean. A menos que, claro, quieras llevarlas a la realidad y que tu chico sea partícipe. A él le encantará, por cierto.


Elimene varices y araņitas para siempre

6. Infecciones, ¿qué es eso?: todas las mujeres alguna vez, por consecuencia natural, del uso de ropa, del mismo contacto sexual, del hacer ejercicio o hasta del cambio del gel de ducha, han contraído alguna infección por el cambio natural del PH de la vagina, o por contacto sexual. 

De leves, moderadas a graves, las Infecciones de Transmisión Sexual o las infecciones vaginales ocurren. Aunque claro, nunca en un tema entre mujeres. Será más común contarlo a la pareja, que a la mejor amiga, por ejemplo.

7. Nunca me masturbo: mentira total. Ya se sabe que a las mujeres nos gusta tocarnos, incluso aunque estemos en una relación estable de pareja, pues para nosotras no significa infidelidad ni insatisfacción. Lo hacemos para satisfacernos, no porque nos haga falta, sino porque simplemente nos gusta lo que ocurre en esos momentos de toqueteo natural por nosotras mismas. Ese gran ¡oh! proporcionado por nuestros propios dedos es maravilloso... y también secreto entre mujeres.

8. ¿Trío? ¿Yo?: todas las mujeres tenemos esta fantasía igualmente, pero decirlo a los cuatro vientos implicaría ser señaladas de indecentes (nuestra primera gran mentira) y de infieles. Calladitas nos vemos más bonitas, dicen por allí. Incluso, aún cuando lo hayamos practicado.

9. El tiene un pene pequeño: aunque ya lo sabemos, el tamaño no importa tanto como su desempeño, pero si de cualquier manera, el tamaño es tan importante para ella como para hacerlo notar a sus amigas, es que entonces el problema es grave. Si ella dice que su hombre está altamente dotado, entonces, sólo hay que imaginar la mitad de lo que dice. Sino lo dice será porque no quiere ser causa de envidia de sus propias amigas...

10. Orgasmos cada día: Todas sabemos que una vida sexual de ensueño puede existir, pero no todos los días, e incluso, muchas veces debido a nosotras mismas: el cansancio, el estrés o la falta de deseo, por qué no. Hasta las mujeres multiorgásmicas no los tienen cada noche, porque para ello, como para todo, hay que tener energía.

No te puedes perder

Recomendado

Comunidad

PAtrocinador

    Elimene varices y araņitas para siempre